Alimentación en verano

 

 

6 AGOSTO 2021

ALIMENTACIÓN EN VERANO

El tiempo de ocio es aquel del que disponemos cómo y cuándo queremos. Es diferente al tiempo dedicado a actividades obligatorias como son trabajar, hacer las tareas de la casa, etc. El ocio debe tener, como toda actividad, un sentido y una identidad.

Con el verano llegan las vacaciones, horarios reducidos, etc, por lo que la mayoría de personas cambian hábitos saludables como mantener horarios de comida (a deshoras) y el tipo de alimentación ya que por lo general con el calor se reduce el apetito y apetecen alimentos frescos.

La naturaleza es sabia y por eso en  verano nos proporciona un sinfín de verduras y frutas que están compuestas mayormente por agua. Es por eso que alimentos como sopas frías y ensaladas son las verdaderas protagonistas de la mesa en verano. Y podemos ver que al combinarlas con otros alimentos como las legumbres conseguiremos un plato completo y nutritivo.

¿Por qué  recomendamos sopas y cremas frías?

Además de ser frescas, contienen muchas vitaminas y minerales, pero fundamentalmente agua y de esta forma aumentamos la cantidad de líquidos de la dieta. Con las temperaturas altas necesitamos estar refrescados para tolerar mejor estas temperaturas.

Las personas mayores  con la edad van perdiendo la sensación de sed por lo que podemos conseguir un aporte extra de líquidos y lograr saciedad con sopas ligeras y de fácil digestión.

En verano también debemos continuar consumiendo legumbres, además del aporte de proteínas vegetal aportan también una gran cantidad de energía y nos producen saciedad.  Con un poco de imaginación podemos tomarlas como patés vegetales (Hummus, que es el más conocido,  es a base de garbanzos) y una forma fresca de prepararlas puede ser en ensalada tanto los garbanzos como las alubias y las lentejas.